Ir al cine ¡Pero solo!

Ayer estuve en el cine con mi hermano. Fuimos a ver The Revenant: El Renacido, nominada al Oscar como mejor película. Siempre tratamos de escoger las ubicaciones más alejadas de la pantalla para poder ver mejor. Al sentarnos, me di cuenta que había un solo sitio vacío a mi lado derecho. ¡Mucho mejor para mi! Más comodidad y el respaldas del brazo solo para mi. Al costado de ese solitario asiento se ubicaba el área para personas discapacitas, la cual se encontraba a una altura mayor.

Mientras disfrutaba de los trailers (digo disfrutaba porque a mi hermano le da igual verlos o no. Me gusta llegar a la sala con tiempo para empezar a verlos todos y no cuando ya empezaron) una mujer jovén con anteojos y cabello negro nos habló para pedirnos permiso para pasar. Mi hermano movío las piernas y yo me levanté para facilitarle el camino. Durante esos segundos me pregunté: ¿A dónde va? ¿Acaso se va a sentar sola en ese asiento solitario y apartado? Pues claro que sí. Era ilógico que se sentara en otro lado. Lo peculiar de esta jóven es que estaba cargando mucho comida, desde un Hot-dog, un muffing, una bebida y pop-corn. Al pasar delante mio me pisó el pie y me pidió disculpas, a lo que le respondí: No te preocupes. Se sentó con dificultad y al sentarme mi hermano me dice:¿Por qué no la ayudaste con algunas cosas? Pero no se me pasó por la cabeza ayudarla. Debe ser que estaba muy concentrado en el trailer o no la vi necesitada de ayuda.Empezó a disfrutar de su buffet y escuchaba todos los sonidos posibles.

Antes de que empezara la película en mi cabeza rondaban varias preguntas: ¿Por qué habrá venido sola? ¿Estará triste? ¿Discutió con su enamorado? ¿Qué le pasa? Pero luego me puse a pensar más allá e lo evidente. Sí, ha ido sola a ver una película ¿Y qué? ¿Acaso tiene algo de malo? ¿Acaso debe estar triste para venir sola al cine? ¡Claro que no! No tiene nada de malo. Ha querido disfrutar de un película SOLA ¿Tiene algo de malo? No lo creo. Bien por ella, me dije. La felicito. Varias veces he escuchado decir: ¿Cómo voy a ir solo/a al cine? ¿Qué van a decir de mi? Pensarán que estoy mal. No necesariamente. Ella disfrutó de toda su comida (y se nota que la disfrutó, soy testigo), de su soledad y de una excelenye película que te mantiene alerta de principio a fin. ¿Algo de raro? No. Creo que debemos dejar de lado lo que piensen los demás y hacer las cosas que nos gusten. ¿Ir al cine solo? ¿Por qué no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s